¿En qué se equivoca la probabilidad creacionista?


Con esta traducción de un artículo de John Allen Paulos colaboro por primera vez en el blog “La Ciencia y sus Demonios“.

Mientras crece el apoyo al creacionismo aparecen grandes errores en sus argumentaciones.

Por John Allen Paulos, 3 de Septiembre de 2006

Un reciente estudio internacional publicado en la revista Science por el profesor John Miller, de la Universidad Estatal de Michigan, y sus asociados, dice que un número creciente de norteamericanos no creen en la teoría de la evolución. De hecho, una encuesta realizada en 32 países europeos y Japón revela que solo Turquía tiene un porcentaje mayor de ciudadanos que rechazan a Darwin.

El autor atribuye los resultados en Estados Unidos al fundamentalismo religioso, la inadecuada educación científica y a maniobras políticas partidistas. Con respecto a esto último, Miller señala que “no hay ningún partido político mayoritario en Europa ni en Japón que utilice la oposición a la evolución como parte de su ideario político”.

Pero hay otro factor que contribuye a esta oposición a la evolución y del que me gustaría hablar aquí. Es el intento de los creacionistas de vestir con un atuendo matemático las reclamaciones fundamentalistas sobre los orígenes del hombre, y de centrar las críticas sobre la que ellos consideran “minúscula probabilidad del desarrollo evolutivo” (incluso Ann Coulter, la comentarista televisiva y bióloga de primera fila, ha prestado su perspicacia a este esfuerzo matemático en un libro reciente).

Los creacionistas argumentan que la probabilidad de que, por ejemplo, se desarrolle una nueva especie de caballo es absurdamente pequeña. Lo mismo ocurre, dicen, con el desarrollo del ojo o del mecanismo de la coagulación de la sangre.

Argumentos creacionistas

Siendo un poco más concretos, el argumento habitual es más o menos como sigue. Debe ocurrir una secuencia muy larga de mutaciones individuales improbables para que una especie o un proceso biológico evolucione.

Si suponemos que son sucesos independientes, entonces la probabilidad de que todos ellos ocurran, y de que lo hagan en el orden correcto, es el producto de sus respectivas probabilidades, que además siempre es un número extremadamente pequeño. Así, por ejemplo, la probabilidad de obtener 3, 2, 6, 2 y 5 cuando lanzamos un dado cinco veces es 1/6 x 1/6 x 1/6 x 1/6 x 1/6 ó 1/7.776, una posibilidad entre 7.776.

La serie de acontecimientos necesarios para que una nueva especie o proceso evolucione, mucho más larga, conduce a esos minúsculos números que los creacionistas argumentan que prueban que la evolución es tan tremendamente improbable como para ser esencialmente imposible.

El error

Esta argumentación, sin embargo, es profundamente errónea.

Dejando a un lado el concepto de sucesos independientes, que es demasiado extenso como para discutirlo aquí, me gustaría destacar que siempre hay un número tremendamente grande de caminos evolutivos que pueden ser tomados por un organismo (o proceso) a lo largo del tiempo. Cabe destacar también que es sólo uno el que realmente se toma.

Por tanto, si observamos el camino evolutivo particular que realmente se ha tomado, como de hecho hacemos, y calculamos la probabilidad a priori de éste sea tomado, obtendremos el número diminuto que los creacionistas atribuyen erróneamente al proceso completo. Al no comprender esta probabilidad tan pequeña, rechazan totalmente el proceso evolutivo.

He aquí otro ejemplo. Tenemos una baraja de cartas ante nosotros. Hay casi 10 elevado a 68 (un uno seguido de 68 ceros) ordenaciones de las 52 cartas de la baraja. Cualquiera de las 52 cartas puede ser la primera, cualquiera de las 51 restantes puede ser la segunda, cualquiera de las 50 que quedan la tercera, y así sucesivamente. Este es un número gigantesco, pero no es difícil encontrar situaciones en las que intervienen números tan grandes, incluso en el día a día.

Ahora si barajamos las cartas durante un rato y examinamos el orden en el que resultan aparecer, podríamos concluir que la probabilidad de esa ordenación en particular de las cartas es aproximadamente de 1 entre 10 elevado a 68. Esto es realmente minúsculo.

Sin embargo no podemos concluir que al barajar las cartas no pueda haberse dado esta ordenación particular porque su probabilidad a priori es demasiado pequeña. En algún orden tenían que quedar las cartas, y ha sido este. Por supuesto, tampoco podemos concluir que el proceso completo de cambiar el orden de las cartas barajándolas es tan improbable que es prácticamente imposible.

El resultado final de barajar siempre tiene una minúscula probabilidad de ocurrir, pero, a menos que sea usted creacionista, esto no significa que el proceso mediante el cual se obtiene ese resultado sea dudoso en su totalidad.

La enseñanza de las ciencias es preocupante por muchas razones, y el que no se sepa hasta dónde llegará la evolución del núcleo creacionista del Partido Republicano no es la menor de ellas.

Profesor de Matemáticas en la Universidad de Temple, John Allen Paulos es autor de best sellers como “El hombre anumérico” o “Un matemático invierte en bolsa”. Su columna “¿Quién lleva la cuenta?” en ABCNews.com se publica el primer fin de semana de cada mes.

Lo tradujo como buenamente pudo Javier Oribe Moreno para La Ciencia y sus Demonios.

Puede consultar el artículo original aquí.

Una respuesta

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Un reciente estudio internacional publicado en la revista Science por el profesor John Miller, de la Universidad Estatal de Michigan, y sus asociados, dice que un número creciente de norteamericanos no creen en la teoría de……

Si tiene algo que decir, éste es el momento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Matemáticas 2º de ESO

Blog de matemáticas para los alumnos de 2º de ESO del Colegio Marcelo Spínola

Historias de la Historia

La historia contada de otra forma

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

El escéptico de Jalisco

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Los Matemáticos no son gente seria

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Francis (th)E mule Science's News

La Ciencia de la Mula Francis. Relatos breves sobre Ciencia, Tecnología y sobre la Vida Misma

El mundo de Rafalillo

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Mati, una profesora muy particular

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Hablando de Ciencia

La Ciencia al Alcance de tu mano

Tito Eliatron Dixit

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Gaussianos

Porque todo tiende a infinito...

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

A %d blogueros les gusta esto: