La herencia del abuelo Saturnino


Por Javier Oribe para la VIII edición del Carnaval de Matemáticas en Los Matemáticos no son gente seria.

El abuelo Saturnino siempre fue un cachondo mental, y todos sabíamos que el día que nos dejara no iba a ser el último en el que tendríamos que aguantar sus bromas.

Para colmo, el abuelo había sido un gran aficionado a los juegos matemáticos, y en cada cumpleaños, navidad o día de reyes nos hacía resolver enrevesados enigmas para encontrar el lugar donde escondía sus regalos, e incluso a veces para poder abrirlos. Por eso, el día que nos reunimos todos para escuchar la lectura de su testamento yo sabía que no íbamos a salir de allí sin habernos estrujado el cerebro de lo lindo.

El notario, Don Escribano Donafé, cuyo padre y mi abuelo fueron grandes amigos y por lo tanto también se veía venir la película, procedió a la lectura del testamento. Lo primero que nos reveló fue que el bueno del abuelo guardaba en su vieja caja fuerte la parte de la herencia que había dejado para sus nietos. A nosotros nos encantaba esa caja (a pesar de que a la abuela Leovigilda siempre le pareció horrorosa) porque nos recordaba a aquellas que los atracadores de las películas del oeste reventaban con dinamita antes de darse a la fuga con el botín. Por eso, al saber que nuestro abuelo había escogido ese lugar para guardar nuestra herencia, a todos nos entró una cierta alegría nostálgica.

Pero aquella pequeña alegría duró poco, pues la combinación que abría la caja sólo la conocía él y, como no podía ser de otro modo, en su testamento no dejó escrita nota alguna revelándonos cuál era. En su lugar había cuatro octavillas en las que aparecían siete números de tres cifras, que  supuestamente contenían una clave que debíamos descifrar. Siguiendo las instrucciones del testamento, el señor Donafé nos dio una a cada uno y pasó a leer las indicaciones que nos había dejado nuestro abuelo.

 

“Queridos nietos:

En cada una de estas hojas os he dejado la combinación de mi caja de caudales, pero como es natural no está escrita en un lenguaje que deba entenderse al primer intento, pues eso habría sido por mi parte un desaire hacia vuestra de sobra conocida perspicacia y sagacidad.

Como bien sabéis, mi caja se abre tras realizar siete movimientos con la ruleta, cada uno de ellos de entre uno y siete giros hacia la izquierda o hacia la derecha. Pues bien, como ya os he dicho, en vuestras manos se encuentra en este momento la combinación que abre mi caja, o para ser más correctos una expresión equivalente a ésta salvo, quizás, en una unidad.


Si encontráis la relación adecuada entre los números que tenéis delante, sabréis cuántas vueltas hay que darle a la ruleta, y para conocer el sentido del giro bastará con que recordéis que si el cero va a la izquierda, no nos sirve para nada.

No será fácil, pero estoy seguro de que encontraréis la respuesta antes de que la inflación devalúe el contenido hasta que valga menos que la propia caja.

Os envío una cantidad infinita no numerable de besos desde donde quiera que esté.”


Qué cachondo el abuelo. Ya podía haberle dado por la pintura o por el cine, como a todo el mundo.

Por suerte, no sólo para mí sino también para mi hermano y mis primos, al cabo de un rato de darle vueltas al asunto recordé algo que estudié en la facultad que casaba perfectamente con los números que tenía delante (sí, al final acabé estudiando matemáticas, se ve que heredé de mi abuelo el mismo sentido del humor). Después de hacer unos cuantos cálculos y comprobaciones al fin obtuve la respuesta, que Don Escribano se encargó de certificar que era la correcta para regocijo de los presentes, pues esta vez el acertijo había sido complicado de verdad.

Entonces me vino a la memoria una frase que mi abuelo me repetía con frecuencia “estudia matemáticas, chaval, y algún día obtendrás tu recompensa“. Supongo que no se referiría a esto, pues las mates me han recompensado ya muchas veces y con creces (aunque no me han dado más dinero del que necesito), pero… ¿quién sabe?

 

¿Cuál era la combinación de la caja de caudales del abuelo Saturnino?

Lo publicó Javier Oribe Moreno en El Máquina de Turing para Carnaval de Matemáticas.

12 comentarios

  1. ¡¡Divertido problema!! Muy adecuado para una fiesta matemática.
    Gracias por tu participación.

  2. […] La herencia del abuelo Saturnino « El Máquina de Turing […]

  3. […] This post was mentioned on Twitter by Tito Eliatron, Juan Martínez-Tébar . Juan Martínez-Tébar said: VIII Carnaval de matemáticas La herencia del abuelo Saturnino: http://t.co/FwPe4pV […]

  4. Me ha gustado😀
    Se puede poner aquí la respuesta para saber si es la correcta?

    1. Pues claro! Pero trata de dar una explicación breve también.

      1. Bueno, allá va entonces! jajaja!

        Creo que la solución es: 1D, 3I, 7D, 2I, 5D, 4I, 7D

        como Saturnino dice que los giros son de entre 1 y 7, apliqué modulo 7 a cada numero de los papeles y resulto que coincidían los tres (teniendo en cuenta que los elementos de la clase del 0 eran giros de 7). En cuanto a lo de empezar girando a la derecha, por la afirmación que hace Saturnino acerca de que el cero a la izquierda no sirve.

        1. Has estado cerca, Foracoffee, pero no es correcto!

          Vas bien encaminado en el número de giros, pero no has tenido en cuenta una de las instrucciones que da el abuelo y no has dado con la solución exacta. Sobre el sentido, también has estado cerca pero tampoco es correcto del todo, ahí hay que pensar un poco más.

          Tardaré bastante en poner la solución (si es que lo hago), así que inténtalo de nuevo.

          Saludos y gracias por tu interés!

  5. tu abuelo fué un tipo estupendo!. no me cabe la menor duda, vaya que sí!, me ha encantado la historia, aunque no creo que sea capaz de hallar respuesta, pero sabes?? ya voy por las derivadas y algo de integrales. Un abrazo, y de dani también.

    1. Hola Karina!

      Pues mis abuelos fueron unos tipos estupendos, efectivamente, pero ninguno tenía ni idea de matemáticas, y además si me hubieran puesto este enigma a mí no creo que lo hubiera sacado tan fácilmente como el protagonista de la historia😀

      Me alegro de que vayas ya tan avanzada, a ver si nos vemos pronto y nos contamos cosas.

      Abrazos pa los dos!

  6. Aqui os dejo lo que yo he deducido, a ver si es correcto:
    7D
    2I
    6D
    1I
    4D
    3I
    6D

    Saludos.

Si tiene algo que decir, éste es el momento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Matemáticas 2º de ESO

Blog de matemáticas para los alumnos de 2º de ESO del Colegio Marcelo Spínola

Historias de la Historia

La historia contada de otra forma

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

El escéptico de Jalisco

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Los Matemáticos no son gente seria

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Francis (th)E mule Science's News

La Ciencia de la Mula Francis. Relatos breves sobre Ciencia, Tecnología y sobre la Vida Misma

El mundo de Rafalillo

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Mati, una profesora muy particular

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Hablando de Ciencia

La Ciencia al Alcance de tu mano

Tito Eliatron Dixit

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Gaussianos

Porque todo tiende a infinito...

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

A %d blogueros les gusta esto: