¿Qué es el Anumerismo?


Es de sobra conocido por todos que las matemáticas es probablemente la rama del conocimiento humano que más reacciones alérgicas provoca en la gran mayoría de las personas, independientemente de su origen social y su nivel cultural y de formación académica. Y si lo pensamos bien, en realidad es natural que esto ocurra.

Las matemáticas han sido tradicionalmente el coco de las asignaturas a cualquier nivel de estudios: una materia fría, abstracta, gris y de gran dificultad, impartida normalmente por profesores aún más grises, fríos y abstractos, que costaba la misma vida aprobar, y que además no tenía mucha utilidad práctica salvo para los alumnos orientados a las ciencias (exceptuando quizá el saber calcular bien la vuelta en la panadería o los días que nos quedaban para que llegaran las vacaciones). Y es que una de las grandes verdades que todo alumno conoce es que nadie ha visto nunca a un logaritmo andando por el pasillo. Si a todo esto le añadimos que en nuestra sociedad occidental escasean elementos culturales que puedan dotar de prestigio a esta materia, al contrario de lo que ocurre con las artes, las ciencias, la economía, el derecho, etc., es fácil entender el porqué de esta aversión.

La palabra anumerismo (en inglés innumeracy) es un término acuñado por el matemático y divulgador norteamericano John Allen Paulos en su libro “El Hombre Anumérico” (ed. Tusquets, 1990), que describe la incapacidad de muchas personas “de manejar cómodamente los conceptos fundamentales de número y azar”. Una persona anumérica es aquella que desde el punto de vista de las matemáticas es analfabeta, independientemente de su capacidad para desenvolverse en otros campos y de su nivel de formación. En este sentido, un anumerismo sería una expresión en la que se comete un error grave de concepto, bien numérico o bien de probabilidad (o incluso de ambos tipos).

Para ilustrar lo que sería una persona anumérica, nada mejor que recurrir a un ejemplo que el propio autor nos menciona en su libro: anumérico es alguien que es perfectamente capaz de distinguir la diferencia semántica que hay entre constantemente y continuamente, y sin embargo no se inmuta al oír decir al hombre del tiempo que la probabilidad de lluvia para el sábado es del 50%, y para el domingo también es del 50%, y por tanto la probabilidad de que llueva este fin de semana es del 100%. Si a usted le parece que en este enunciado no hay nada anormal, quizá también sea anumérico, sea cual sea su capacidad para distinguir significados de palabras complicadas.

Es importante dejar claro que el anumerismo no tiene mucho que ver con la mayor o menor facilidad que puede tener una persona para enfrentarse a las matemáticas. Como es natural, cada uno tiene sus propias habilidades y límites, e igual que hay gente que toca siete instrumentos y gente con el oído de hormigón armado también hay personas a las que se le dan muy bien las matemáticas y otras a las que se les dan peor.

Pero el anumerismo no se refiere a estas personas, sino que parte de una premisa difícil de rebatir: todos los seres humanos con una capacidad intelectual media somos capaces de realizar los razonamientos matemáticos elementales que nos permiten tener un concepto claro de las cantidades numéricas y de las situaciones dependientes del azar que afectan a nuestra vida diaria, al igual que todos somos capaces de manejar uno o varios idiomas, y de comprender y expresar razonamientos abstractos a través de ellos, independientemente de nuestra facilidad para escribir un libro en verso. Por tanto, debería de ser igual de preocupante el que una persona no fuera capaz de interpretar el titular de un periódico deportivo que el hecho de que esa misma persona no comprenda las implicaciones de la extremadamente pequeña probabilidad que tiene de morir a causa de la Gripe A. Sin embargo, muchos de nosotros nos escandalizaríamos si mañana viéramos en una portada Lopera bete ya, mientras que a poca gente nos parece una barbaridad los gastos desmesurados que está provocando la pandemia de Paranoia A desatada a nivel global.

El anumerismo viene a señalar una grave deficiencia en lo que tradicionalmente entendemos que debe conocer una persona para ser capaz de desenvolverse con normalidad, deficiencia que aparece en un número asombrosamente grande de personas, algunas de ellas asombrosamente capaces en otras materias. Pero por suerte esta deficiencia no es algo muy difícil de resolver.

Igual que para no ser un analfabeto no es necesario ser capaz de citar a Kafka, tampoco es necesario saber resolver una ecuación diferencial para no ser anumérico. Bastaría con que en la escuela nos enseñaran cosas tan sencillas como, por ejemplo, contar cantidades grandes: los ladrillos que hay en una pared, los pelos que hay en una cabeza, los segundos que han pasado desde que Julio César entró en Roma con sus legiones o el dinero que podríamos reunir si cada ciudadano europeo pone un céntimo de euro en una hucha. Estos sencillos ejercicios nos pueden ser de utilidad para aprender a estimar lo que gana un banco que cobra a cada uno de sus clientes 20 céntimos de euro por emitir un extracto, o de distinguir la diferencia hay entre un 0,07% y un 0,7% del PIB, algo que estaremos de acuerdo en que tiene cierta importancia.

Por otro lado, comprendo que es difícil entender bien porqué las matemáticas son tan importantes para nuestro día a día cuando la idea acerca de ellas que tenemos en la cabeza son las divisiones por tres cifras, las raíces cuadradas y las integrales triples. Y los matemáticos son (bueno, somos) los principales culpables de esto.

Los matemáticos, a lo largo de la historia, nos hemos encargado de vestir a las matemáticas con un halo de elitismo que nos ha ayudado mucho a aumentar nuestro ego (mermado por la de cosquis que nos hemos llevado en el colegio por empollones), pero que ha separado a la mayoría de la gente de la función más importante de las matemáticas: enseñarnos a razonar, a evaluar y a escoger.  Es cierto que la punta de lanza de la investigación matemática requiere de excepcionales cualidades al alcance de muy pocos cerebros en el mundo,  pero es un error pensar que las matemáticas son sólo para los matemáticos y no algo para lo que merezca la pena hacer un gran esfuerzo de divulgación.  Una vez tuve una discusión con un compañero de la facultad en la que yo defendía que uno de los mayores problemas de la carrera era el elitismo con la que estaba enfocada. Él me contestó que eso era lo normal, porque las matemáticas son elitistas. Personas así son las que confirman la tesis de John A. Paulos “las matemáticas son demasiado importantes como para dejárselas a los matemáticos”.

En definitiva, el anumerismo es un concepto del que hay que hablar y que hay que poner de moda, porque su erradicación nos llevará a ser personas más preparadas y con mayor capacidad crítica y de decisión.

Porque, citando por última vez al bueno de John, “usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente”.

Sevilla, octubre de 2009

Lo publicó Javier Oribe en  El Máquina de Turing.

10 comentarios

  1. Por cierto, si la probabilidad de que llueva el sábado es del 50% y la de que llueva el domingo es del 50% ¿cuál es la probabilidad de que llueva este fin de semana?

    Las situaciones que pueden darse son cuatro:

    1- No llueve el sábado, No llueve el domingo (NN)…
    2- Llueve el sábado, No llueve el domingo (LN)
    3- No llueve el sábado, Llueve el domingo (NL)
    4- Llueve el sabado y Llueve el domingo (LL)

    Como las probabilidades de que llueva y de que no llueva algún día son las mismas (50%, o lo que es lo mismo, 1 de cada 2 o 1/2), cada una de estas situaciones son equiproblables, esto es, tienen la misma probabilidad de aparecer.

    Como la propabilidad de que llueva o no llueva en todo el fin de semana es del 100% (1 de cada 1, o simplemente 1, que significa que con toda seguridad o llueve, o no llueve), y dentro de esta probabilidad tenemos cuatro posibles situaciones equiprobables, la probabilidad de que se dé alguna de las cuatro es de una de cada cuatro, o 1/4, o bien del 25% (es lo mismo).

    Pero de estas cuatro, en tres de ellas llueve algún día, (LN, NL y LL), por lo que la probabilidad de que algún día llueva será de 1/4 + 1/4 + 1/4 = 3/4, o lo que es lo mismo, del 75%.

    Otra forma de hacerlo es pensando que la probabilidad de que llueva algún día es la probabilidad de que se dé alguna de las cuatro situaciones (1) menos la plobabilidad de que se de la única en la que no llueve nigún día (1/4), así 1 – 1/4 = 3/4.

    Fácil, ¿no?

    Saludos.

    1. Damián Jesús Granados Ruiz |Responder

      Yo diría que este comentario se enmarca más dentro de la lógica que de la probabilidad,… Un saludo. Te espero en la orla.

  2. UHHH muy interesante.

    Cuando lei el titulo pensaba que era otra cosa, Pero esta esta mucho mejor y opinion subjetiva, Es que esto de Anumerismo, Le hace mucho daño al mundo; Porque si todos vieramos las matematicas de una mejor forma existieran mejores ingenieros , Economistas , Arquitectos en fin de todo un poco con mejores bases matematicas como herramientas que le aportan mucho a cualquier carrera, Y por ende el trabajo para la sociedad la comunidad en fin.

    Yo creo que la matematica no es tan complicada no deberia ser elitistas, no somos unos bichos raros, Mas bien tiene mucho de arte.

    Solamente hay que tratar de ver las cosas con logica en fin.

    Y otra cosa eso tambien influye mucho en las personas que quieren estudiar la carrera de matematicas, Porque como la sociedad como tu dices mayormente la matematica crea una especie de mentalidad que uno piensa, No voy a poder voy a ser un bicho raro y un largo etc saludos.

    1. Gracias, Luis

      Te recomiendo que leas “El Hombre Anumérico”, es un libro muy importante en divulgación de las matemáticas. Yo suelo seguir bastante a su autor, John Allen Paulos, a quien modestamente traduzco en la sección “Who’s counting?” de este blog (por supuesto por mi cuenta y riesgo, ojalá fuera por encargo del mismo Paulos :D).

      Un saludo.

  3. Damián Jesús Granados Ruiz |Responder

    Este John A. Paulos,… como que creo que tenía razón.

  4. […] Anaumerismo […]

  5. […] mal–, me sigue contando.– Resulta que ahora lo que se lleva es tener un cuñado que hace ‘anumerismo’ y opina por Twitter–. Añade con socarronería. – Cuando empezaron los blogs, estos copiaban lo […]

  6. […] todavía no lo recoge el diccionario, está muy extendido el término anumerismo para referirse a la incapacidad para entender correctamente datos numéricos y conceptos […]

Si tiene algo que decir, éste es el momento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Matemáticas 2º de ESO

Blog de matemáticas para los alumnos de 2º de ESO del Colegio Marcelo Spínola

Historias de la Historia

La historia contada de otra forma

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

El escéptico de Jalisco

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Los Matemáticos no son gente seria

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Francis (th)E mule Science's News

La Ciencia de la Mula Francis. Relatos breves sobre Ciencia, Tecnología y sobre la Vida Misma

El mundo de Rafalillo

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Mati, una profesora muy particular

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Hablando de Ciencia

La Ciencia al Alcance de tu mano

Tito Eliatron Dixit

"Usted tiene perfecto derecho a elegir entre conocer las matemáticas o no, pero debe ser consciente de que, en caso de no conocerlas, podrá ser manipulado más fácilmente." John A. Paulos

Gaussianos

Porque todo tiende a infinito...

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

A %d blogueros les gusta esto: